María Gana, de Chile con pasión.

Entusiasta, apasionada y sensible, en 2109 la arquitecta chilena María Gana regresó de una estadía familiar en Estados Unidos con dos niñas y la decisión de acercar sus compatriotas a las flores lo que logró con creces. En enero de 2021 fue convocada por la European Association for Flowers Growers (EAFG) para participar con su preciosa huerta floral de la Primera Conferencia Europea de Flores Orgánicas. Lean su historia y conectarán con la pasión de Maria.





Tierra Floral: María: ¿Qué te llevó en la vida a pensar en el cultivo de flores orgánicas?


María Gana: Mi mamá es paisajista y desde chica que vivo rodeada de flores y de campo. Durante los años de universidad fui su dibujante y cuando terminé de estudiar Arquitectura, decidí hacer un Magíster de Arquitectura del Paisaje. Trabajé un par de años en el rubro y en la universidad. Me gustaba mucho,pero me agotó el diseñar para el aire. Quería ver cosas en terreno. Después me asocié con mi prima para seguir con su proyecto de paisajismo. Ahí volví a recorrer viveros, como lo hacía con mi mamá. Un tiempo después en 2016, nos fuimos a vivir a California con mi marido y ahí conocí el mundo del diseño floral por lo que decidí ir a estudiar en la escuela de floristería del NY Flower School.

En 2017 en Boston hice mi práctica y me quedé trabajando en un estudio floral llamado Table and Tulip hasta que tuve a mi segunda hija.

Unos par de años intensivos de flores hasta que compré veintidós bulbos y empecé plantando en un espacio a las afueras de Boston, en el terreno de una enfermera que conocí en mis pasadas por la clínica con mis hijas chicas.

Fue un tema natural, éramos estudiantes y no teníamos el presupuesto de la vida para vivir comprando flores, así que saqué los números y decidí que me era más rentable producir mis propias flores.

"Tenía la terraza de mi departamento repleta de maceteros y cajones con flores hasta que, una vez de vuelta en Chile, arrendé una parcela y empecé este proyecto."

TF: ¿Qué características tienen las flores del mercado chileno en cuanto a calidad, variedad, precios?


MG: Diría que hay una competencia feroz en términos de precios con los productos importados de mercados como Ecuador y Colombia. Los productores locales chilenos generan muy buen producto a contra estación del mercado americano, exportando casi el total de su producción. El mercado está poco regulado y a diferencia de los países anglosajones, no existen restricciones de venta y se mantiene el mismo precio a un florista como a un comprador casual, lo que dificulta el negocio y explica el éxito de la floristería de autor en épocas de pandemia.

Nuestro fuerte como industria productora exportadora es la variedad de lilium asiático y peonía. Hoy se exporta además ranúnculo, tulipán, heléboro, entre otras flores de muy buena calidad (que casi no pisan el mercado local). A mercado llega mucha importación y, en minoría, productores de alstroemerias y flores de estación, de pequeños y medianos productores que trabajan por temporadas.


"El mercado floral chileno está poco regulado y a diferencia de los países anglosajones, no existen restricciones de venta y se mantiene el mismo precio a un florista como a un comprador casual, lo que dificulta el negocio y explica el éxito de la floristería de autor en épocas de pandemia."

TF: Contanos algo sobre la tierra donde cultivás.

MG: Estamos produciendo hoy en una parcela de media hectárea, a cielo abierto, con un suelo muy rico, ya que era un espacio que tenían para el descanso de los caballos de rodeo del campo vecino. Es una tierra arcillosa que retiene bien la humedad y no requiere exceso de agua (lo que es útil en un país en que abunda la sequía).

Estamos a una hora de Santiago de Chile, donde vive casi el 80% de la población y se encuentra el Mercado de Flores, lo cual es “práctico” en relación a la demanda.

Tiene buen sol, prácticamente doce horas diarias y tiene bloqueado el sol poniente por una fila de árboles centenarios. Útiles también porque forman una barrera contra el viento de la tarde, logrando plantas altas con buena longitud de vara.

Desde mi costado emocional la parcela está cruzando la carretera del campo de mi familia, al cual le tengo un cariño enorme porque ahí permanecen todos mis recuerdos de veraneos largos de niñez. Y de vez en cuando almuerzo con mis hermanos y primos que están dando vueltas por ahí

"Estamos a una hora de Santiago de Chile, donde vive casi el 80% de la población y se encuentra el Mercado de Flores, lo cual es “práctico” en relación a la demanda. El terreno tiene buen sol, prácticamente doce horas diarias y esta bloqueado el sol poniente por una fila de árboles centenarios."

TF: ¿Que tipo de flores producís y a quienes te dirigís como público?


MG: Hoy tengo algunas variedades antiguas que están volviendo a la moda por sus colores y texturas, y otras clásicas que me encantan. Entre ellas dahlias, zinnias, cosmos, amarantos, phlox, siemprevivas, rosas, clarines, ranúnculos, anémonas,amapolas, peonías, lirios, digitales, jazmín, delphinium, campanas de Irlanda y un par más por ahí.

Nuestro público... es difícil de definir porque recién este año abrimos ventas en Marzo y he estado probando diferentes áreas del negocio. Diría que hoy por hoy vendemos a clientes finales a través de una página web www.floresmariagana.cl y a floristas en forma directa. Durante los meses de invierno vendí también a distribuidores y para algunos eventos.


La verdad es que estoy analizando el negocio y descubriendo qué puedo y me hace feliz y qué no porque tengo dos hijas super chiquititas y no me quiero perder esta etapa de la vida. Estoy evaluando qué camino seguir y para qué público trabajar.

A pesar de que soy independiente, entro rápidamente en un círculo de jefes/clientes que demandan tiempo y atención. Quiero hacer las cosas bien y dar lo mejor de mí, porque aquí nadie compra solamente flores, a la larga, compran servicio, curatoría y simpatía.

"Diría que hoy por hoy vendemos a clientes finales a través de una página web www.floresmariagana.cl y a floristas directamente. Durante los meses de invierno vendí también a distribuidores y para algunos eventos."

TF: En los Estados Unidos, donde te iniciaste en el mundo de las flores, se multiplican las granjas florales: ¿Qué tipo de rentabilidad tienen este tipo de emprendimientos hoy en Chile?

MG: ¿Que bien por Estados Unidos, cierto? Porque los microproductores pueden darse el lujo de producir orgánico y de incursionar en prácticas más lentas y sustentables. ¡Y tienen un mercado enorme de 300 y tantos millones de habitantes! Si vendes una flor a un 1% de la población ya tienes un negocio de millonario.

En Chile el negocio hoy está en el volumen, es difícil vivir de una micro producción de flores. Tienes que diferenciarte y vender una calidad insuperable o tener variedades únicas.

Como se que la calidad insuperable requiere años de experiencia, mi apuesta va por variedades únicas y especiales, hasta que mi calidad sea insuperable.

No es un mercado enorme y las tendencias son tardías, pero ya somos varios trabajando para desarrollar una floristería de autor en donde prima el diseño, las nuevas texturas y la originalidad.

"En Chile el negocio hoy está en el volumen, es difícil vivir de una micro producción de flores. Tienes que diferenciarte y vender una calidad insuperable o tener variedades únicas."

TF: Podrías compartirnos algo de tu experiencia en la reciente Conferencia Europea en la que participaste como expositora?


MG: A fines de febrero pasado participé, junto a otros productores y floristas europeos y americanos, de la primera conferencia de Productores Orgánicos.Fue una experiencia de tres días de aprendizaje extremo, todavía no trago todo lo que escuché... El nivel era... a otro n


ivel. Me llamaron a participar porque querían la presencia de representantes de granjas florales del hemisferio sur. Yo pensaba... va Tulipina ¡que hago yo ahí que soy minúscula todavía en este mundo de las flores? Así que preparé un video bonito para estar a la altura.

Fue un buen empujón de tips y aprendizajes pero por sobre todo lo que más me impactó fue la potencia de los productores en generar mercado trabajando 24/7. ¡Que aguante!

Es un mercado muy sacrificado. Vi gente realmente apasionada y aprendí otras técnicas orgánicas que no conocía de cerca.

Lo rico también fue conectar con tanta gente, sus comentarios, sus mensajes preguntando y apoyando.

"Me llamaron a participar porque querían la presencia de representantes de granjas florales del hemisferio sur"

TF: ¿ Nos podrías contar brevemente en que consiste el innovador curso "bicontinental" que han organizado junto a la catalana Maren de Horta de la Viola para este año?


MG: Es un Curso Online de Floricultura Orgánica y Artesanal, enfocado en entregar herramientas para poder lograr tu propio jardín de flores. que dictaremos durante el próximo junio. El marco abarca todos los temas necesarios para poder comenzar, planificar y construir un jardín de flores desde una escala pequeña (jardín de casa o balcón), a una escala mayor (1 hectárea o más). La intención es educar prácticas florícolas, contenido y recursos para todos los aficionados de habla hispana, desde una mirada en dos continentes y hemisferios distintos.

Todos los detalles específicos, acerca del contenido del curso los puedes encontrar en mi web, te cuento que ya tenemos argentinas suscritas.



TF: Diseñadora floral o jardinera. ¿Quién prevalece en Maria? Que te apasiona e inspira al final del día?

MG: Me gustan muchas cosas, todo lo relacionado con la estética,no solo el diseño floral y la jardinería, sino también la arquitectura, el diseño de interiores, los textiles, la costura, los tejidos, la ilustración

Del diseño floral me mata el diseño per se, como manualidad estética, no tanto el negocio de florería o eventos, que lo veo como algo de locos. De la jardinería me gusta todo, hasta las largas horas bajo el sol.

Me inspiro fácil, aunque suene cliché, soy sùper sensible y receptiva. A veces un libro de exploradores, una revista de decoración, una exposición de arte, una publicidad, un viaje, una forma de la sombra, un amanecer y sus colores (a veces hasta las películas de monitos que veo con mis hijas).

¿Has visto la Bella y la Bestia? ¡Que película más inspiradora! se me prende la ampolleta. Siempre anoto observaciones y sensaciones en las notas del celular,las que después las voy probando en flores.


Popurrí:


Una flor: Los heléboros, me van a hacer acordar siempre de mi primera experiencia de mamá, sola en Boston dando vuelta con el coche por el parque a las 8 am. Este año hice 18 variedades y no me germinó ni una sola, esos fracasos me generan “hambre”, aunque suene raro.

Una película: Rápido y Furioso, ¡tiene el mix perfecto entre adrenalina y amor!

Un momento inolvidable en el cultivo: Ya habíamos cosechado toda la semilla y un trabajador, el más querido, me había hecho una bodega con repisas, todas maestreadas por él para secar las semillas. Fue una sorpresa tan linda! Yo no se lo había pedido. ¡En este trabajo pasan milagros!


¡Gracias por tu entusiasmo Maria! te deseamos muchos frutos en tu proyecto.


CONTACTO MARÍA


Instagram: @floresmariagana

Página web: https://www.floresmariagana.cl/